sábado, diciembre 25, 2010

lunes, septiembre 13, 2010

Envíamela al infierno

Una chica en apuros rodeada de zombies. Eres un repartidor. Te pide una pizza. ¿Serás capaz de llevársela?

jueves, julio 22, 2010

Walking Dead se acerca (a un ritmo renqueante)

Hola, amiguetes de los no muertos.
Como habreis deducido, este blog está medio zombie mientras dura la epidemia de basura sobre muertos vivientes. Es una lástima, pero supongo que cuando la cosa se calme, reemprenderemos nuestro sendero.

Eso sí, preparaos para octubre porque este blog os va a traer un sorpresón literario. 

Y no digo más...

sábado, marzo 06, 2010

Mata zombies en pijama!!!

Otro de esos imprescindibles juegos para joder el botón izquierdo de tu ratón.
Muertos vivientes al más puro estilo Ussain Bolt te persiguen por la calle mientras huyes en pijama.
A disfrutar!


Play Games at AddictingGames

viernes, febrero 05, 2010

Los días oscuros (Apocalipsis Z), de Manel Loureiro



Ante la implacable horda de zombies que asola el mercado editorial, lo mínimo que podemos exigir a una novela sobre muertos vivientes es:

1) Que use algún recurso estílisco o formal nuevo o poco explotado.
2) Que explique cosas diferentes.

Hay tantas historias de cadáveres con hambre que uno de los dos requisitos puede hacernos decantar por una de ellas.

Y así sucede en el caso de Los días oscuros, de Manel Loureiro.

Los días oscuros narra la llegada a Tenerife de los supervivientes de Apocalipsis Z (no os preocupeis, yo no leí el primer libro pero no me ha hecho perder un solo detalle de este). Las islas parecen ser el último refugio de la civilización, un lugar libre de no muertos donde poder iniciar una nueva vida.
Pero en este mundo dominado por los merodeadores, las reglas han cambiado.

La novela de Loureiro está más cerca del Aliens de Cameron que de La noche de los muertos vivientes, y eso me gusta. El autor apuesta por la acción des de la primera página, y no para de poner en aprietos a los protagonistas hasta el punto de infiltrarlos en un escuadrón militar de incursión y asalto. No es tanto una historia de gente acorralada como una action movie (o action book) adrenalínica que es imposible soltar.

Pero además, Los días oscuros contiene uno de los dos requisitos para destacar. Concretamente el segundo. De telón de fondo al principio (y con un protagonismo escalado en el relato), vemos una guerra civil que ha nacido en el apocalipsis. Quizá es de lo que más he disfrutado en la lectura: la idea de dos facciones enfrentadas en un odio mucho más profundo incluso que el que pueda sentir un zombie. Las referencias a la familia real o a Esperanza Aguirre atan la historia a la realidad y la convierten en algo pausible (dentro de todo lo pausible que es siempre un cuento sobre muertos vivientes) y cercano. Y esto no lo puede conseguir cualquier novela de zombies. No nos engañemos, que una de las facciones reciba el nombre que recibe y por qué heredero lo recibe (no lo desvelaré, es mejor mantener la incógnita hasta su lectura) es muy gracioso y una de las grandes ocurrencias de Loureiro.



Como puntos débiles (por citar algunos), lo hinchada que está la historia de Lucía en las islas o un breve capítulo algo incoherente al inicio donde se nos narra un episodio desde el punto de vista de un zombie (y que por fortuna no se repite).

Por lo demás, Los días oscuros es ágil, divertida y terrorífica, con un dúo protagonista muy carismástico y sacia la sed de cualquier buen amante del género.

martes, febrero 02, 2010

Zombieland, de Ruben Fleischer

La respuesta americana a los Beatles fueron... ¿los Beach Boys? ¿los Monkees?
No lo sé, nunca lo he tenido muy claro.
Lo que sí tengo por seguro es que la respuesta americana a la británica (y brillante) Shaun of the Dead es Zombieland.
Es decir, aprovechemos que hay una pasa de moda zombie (obviemos que gente que ahora aplaude este tipo de films hace cuatro días los aborrecía) y que en UK han hecho una comedia con muertos vivientes para hacer algo similar aunque con mucho más rock'n roll.
En ese sentido, Zombieland es la respuesta perfecta.
Sin llegar al nivel de la película de Simon Pegg (al fin y al cabo, ese era un film de género que respetaba las coordenadas preestablecidas y sus clichés para darles la vuelta... y este no), Zombieland es una gran y divertidísima road movie con personajes extravagantes que se beneficia de tres factores:
  • Un sentido del humor fresco y nada encotillado.
  • Una dirección que sabe lo que quiere y lo que quiere es bueno (la planificación de la película se nos devela como uno de sus puntos fuertes).
  • Unos actores con química. En especial, el temporalmente recuperado Woody Harrelson y Jesse Eisenberg.
Así, Zombieland es una película de Judd Apatow (pero de las buenas, como Virgen a los 40 o Supersalidos) con zombies, llena de grandes ideas (los nombres propios como Estados de los USA, las reglas de supervivencia herederas de Max Brooks...) y momentos de alto vuelo descacharrante (Bill Murray, vamos).

Zombieland, sin embargo, no está tan lejos de los clásicos como parece.

Al fin y al cabo, si a Romero le quitamos su cabaña perdida en la nada, su centro comercial y su base militar... ¿qué nos queda sino que un gran y abandonado parque de atracciones?

lunes, febrero 01, 2010

JD Salinger ha vuelto a morir

Sí, amigos de lo putrefacto, recientemente (que es como decir que me da pereza mirar la fecha en google) el escritor JD Salinger ha traspasado y nos ha dejado.

Sin embargo, todas esas reseñas en las que se destacaba su ostracismo no eran tales. Como buen muerto en día que fue, Salinger nos dejó no solo "El guardián entre el centeno", sino el gozo de reconocerle como el primer zombie romeresco de la historia del cine.

¿O acaso no le recordais en el cementerio?

JD Salinger, ensayando.


JD Salinger, en el papel de escritor zombie con hambre antropófaga.