lunes, enero 14, 2008

Mark Dacascos contra los zombies que se perdieron en el laberinto del Fauno mientras proyectaban Mad Max

Os genocido con la mirada, criaturas del infierno.

Mark Dacascos, el hombre, el artista marcial, el actor, vuelve por sus fueros en uno de los productos más prometedoramente Z de las últimas décadas. El que fuera la gran promesa de las artes marciales, el hombre, el artista marcial, el actor, readapta la novela de Matheson (o algo así) y se convierte en el último hombre actor leyenda vivo sobre la Tierra.

La película promete planos muy cerrados para que no se note que no han podido cortar calles, mucho polvo (de desierto, no de sexo, que Dacascos es impoluto y virginal), bichos muy mal hechos (más o menos como en la peli de Smith) y patadas voladoras sin venir a cuento de nada.

Sí, te voy a matar, pero antes te echo una caidita de ojos.

¡Mola!

3 comentarios:

zombi dijo...

Solo pudo ver los 5 primeros minutos. Dije: "hasta aquí puedo leer".
Infame. Dolorosa.

Da Wsh dijo...

Algunos miembros de DCAB estamos ansiosos de esta crítica. También tenemos previsto un visionado conjunto, pero me temo que los ríos de alcohol ingeridos nublarán nuestros juicios.

Lady of Shalott dijo...

No, no, no por favor, Da-cacas-cos, no por favor... Que ya logré desengancharme del Orfidal y de lamer tiza...

¿Que leches les ha dado por re-makear con tanto mal gusto y desatino la novela de Matheson?

:S