miércoles, julio 02, 2008

Los muertos vivientes: Esta triste vida

Cada día echo más de menos el lapiz de Tony Moore.

Mientras la historia se abría, en los primeros números, y el talento de Robert Kirkman daba todo lo que quería ofrecer sobre su particular visión del apocalipsis zombie, no me importó demasiado la temprana incorporación de Charlie Adlard como dibujante.

Tony Moore ilustró un inicio sensacional, definió gráficamente a algunos de los protagonistas (la mayoría ya no están entre nosotros, como en toda buena historia de fin del mundo), y Charlie Adlard fue estropeando poco a poco su labor.

¿Alguien sabe diferenciar los personajes entre sí? A veces incluso cuesta distinguir los masculinos de los femeninos. De trazo grueso y poco dinamismo, Adlard está jugando en contra de lo que podría ser una gran colección de largo plazo. Ahora que Kirkman empieza a flojear, que ve que la historia se le ha ido algo de las manos y no tiene un rumbo fijo, no podemos encontrar refugio en el apartado gráfico. Nos chirría.

Puede que Kirkman tenga ahora la cabeza en otros proyectos, siendo un tipo solicitadísimo como se ha vuelto. Pero no debería abandonar la joya de la corona de los cómics de zombies. La que más nos gusta. Ha tomado decisiones arriesgadas (esa mano cortada puede ser una jodienda para Rick), pero empieza a haber demasiadas idas y venidas que no llevan a ningún lado.



Seguiremos la serie, claro que sí. Disfruto con Los muertos vivientes, y en cada número hay un par de sorpresas que te dejan helado. Pero espero que, como cualquier zombie del montón, no se vaya pudriendo con el tiempo y acabe en una estantería muerta de asco, gimiendo, esperando que algún incauto pase por delante para incarle los pocos dientes que le quedan.

9 comentarios:

Divadelro dijo...

Totalmente de acuerdo.
Hace un par de tomos que la historia deambula en lugar de avanzar...y el dibujo no ayuda para nada.

zombi dijo...

A mí ya todo me da igual. Soy incondicional a más no poder y nada me quitará las ganas de seguir leyendo.
El otro día me leí el número 49 USA y enloquecí.





SPOILERAZO ligero:







En cuatro o cinco números, del 43 o 44 en adelante, las cosas se han desquiciado muchísimo. Parece más una tragedia griega que otra cosa... ¿Quedará alguien vivo? Ay, dios, no me tiréis de la lengua...

Un abrazo.

Doctor Spawlding dijo...

Jode! NO hay nada peor que que te cambien al dibujante de una historia que te está gustando.

BonScott dijo...

Tengo que ponerme al dia...Me deje los primeros 4 volumenes en español en casa cuando me mude...Tendre que decirle a mi madre que me los envie urgentemente..XDDD

Por cierto, quedais enlazados en
www.proyectozombie.blogspot.com

Un saludo!!!!

JoPo dijo...

la verdad es que cuando se fue el moore ese si bajo el nivel grafico, mucho. pero las historias eran buenas.

¿porke se fue?

Capitán Spaulding dijo...

de acuerdo al cien por cien en lo del dibujo, en lo de kirkman... al 50% o así. Y es que por más que en ocasiones se descompense un poco (estancándose incluso), cada número se acerca más a la caspa ochentera, a los apocalípticos futuros (por ejemplo) de los rescates en Nueva York o demás, lo cual siempre es de agradecer.
Y además, este número cuenta con EL momento, el de la justiciera afroamericana tomándose, justamente, la justicia por su mano... y ese momento lo he encontrado el más arriesgado y brillante de toda la saga, diría...
Vamos, que sigamos confiando en los muertos vivientes, claro que sí! (más que nada, porque el resto de labores de Kirkman últimamente no son precisamente espectaculares salvo alguna que otra excepción...)
saludos!

Blanch dijo...

Solo decirte que muy bueno el blog. Te seguiré los pasos.

J.Sanchez dijo...

Buf, yo me quede en el 4o tomo y la verdad es que ya comenzaba a flaquear un poquillo. Aunque, igualmente, sigue siendo mejor que la mayoria de lo que corre ahora por el mercado comiquero.
Un saludo!

Os he enlazado en mi zombieblog:
http://zerebros.blogspot.com

J.Sanchez dijo...

Gracias por el enlace. Y por el banner! Un saludo desde el "Zerebros" donde sois bienvenidos!